Excursión Rumbo a Cachi.

No hay comentarios

Comenzamos bien temprano para nuestro primer día de excursión con destino a Cachi (segundo en Salta) Pero no podía dejar de mostrarles la vista que teníamos en el departamento.

Cerca de las 8:00 llega la combi, tarde. Lo primero que atiné a decir fue “Se te durmió el gallo” con todo mi mal humor que se veía a kilómetros.

Una vez arriba comienza el recorrido y la primer parada es en un kiosco para el que quiera pueda comprar hojas de coca, cosa que no hicimos ya que no nos gustaba la idea de tener un bollo de hojas en nuestra boca.

Los guías nos explicaban que en la zona es normal su uso y ayuda como un vaso dilatante cuando se está en altura. Nos dieron para que probemos y la verdad no tiene gusto a nada pero resultaba rara la sensación.

Ahora si! Estábamos en modo excursión,mientras cruzamos campos dedicados a la industria tabacalera, veíamos sus plantaciones y sus hornos de secado que son como pequeñas casitas que se ven a lo lejos, dado que salta es un gran productor tabacal, realmente no sabíamos, siempre se aprende algo nuevo.

Cruzamos por varios pueblos cercanos a la capital Salteña como Cerrillos, La Merced y El Carril, todos con un toque particular sus plazas, iglesias y hasta las casas nos transmitían una belleza pintoresca propia del norte.

Tomamos la ruta provincial número 33 camino por la Quebrada del Escoipe. Al ser nuestra primer visita pensabamos que el paísaje iba a ser totalmente diferente, seco, árido con nada de vegetación. Nos llevamos una gran sorpresa, montañas verdes tan verdes que parecían una pintura al óleo, su fauna también puso su parte, vacas que parecían cabras haciendo equilibrio en montañas empinadas, pensando que se querían tirar! Pero no, es increíble la habilidad que tienen para pastorear en esa zona geográfica.

Paramos en el Puente del mal paso, este puente ya en desuso hace unos años es una parada obligada para tomar las primeras fotos panorámicas, podemos observar el horizonte, sentir la tranquilidad que nos rodea con su suave viento y ver algún pequeño cause de agua que baja por la montaña.

Ruteando por la Quebrada, poco a poco vamos subiendo y la altura se hace sentir en la vegetación que se torna más arida, observamos los primeros Cardones que pueden llegar a tener más de 500 años, por si no saben son muy parecidos a los cactus.

Hicimos una pequeña parada técnica para estirar las piernas y picar unas ricas tortillas rellenas, son como unas tortillas parrileras en forma de enpanadas, con su masa más fina, rellenas de queso, tomate y orégano. Tan simple, un manjar. Sacamos varias fotos a la capilla del lugar y a unas llamas que estaban en frente a la ruta.

En el Mirador del Obispo. El paisaje de este lugar es imponente pero hay que tenerle respeto ya que estamos a más de 3100 metros de altura, y lo senti mucho, como si hubiera corrido el bondi para ir a trabajar. Hay un pequeño puesto de artesanos que venden especias y recuerdos sumamente baratos.

La Cuesta del obispo el punto mas alto de esta excursión 3457 metros sobre el nivel del mar. Dice la historia que el obispo de salta iba en carruaje rumbo a Cachi a dar misa, llegando a la zona después de días de viajes se rompió su carruaje y tuvo que dormir en el lugar, de ahí dicho nombre” en el lugar más allá de la tremenda vista que tenemos, encontramos la piedra del molino y la capilla San Rafael. Cuando me refiero a tremenda vista, me refiero a sentir que tenemos el mundo a nuestros pies, sentir esa sensación de estar en la cima y dejarnos llevar por el viento, es algo inigualable, un momento único para conectarnos con la armonía y soñar que no nos para nadie.

Durante el trayecto entramos en el Parque Nacional Los Cardones, realmente sorprendidos del paisaje, una maravilla natural de la zona. Entramos al sendero que esta preparado por parques nacionales para poder apreciarlos de cerca y valió la pena cada minuto en el lugar, cada foto. Hay Cardones que miden más de 6 metros de altura, una cosa de locos.

A lo lejos de la ruta vemos el Nevado de Cachi, un cerro con más de 6300 metros de altura.

Nos detenemos para comprar especias y degustar dulces de la región en unos pequeños puestos al costado del camino, pero lo más importante es lo que la ventana que quedó en pié de una antigua casa que fue derribada por el fuerte viento. Ahí nos sacamos una foto llamada por los lugareños “La ventana del nevado”.

Luego de hacer este tremendo camino llegamos a Cachi pasado el mediodía, paramos a almorzar. Comimos empanadas de entrada, cazuelas de cabrito y llama con postre a un valor de 250$ sin contar la bebida.

Ahora si con las pilas recargadas, una hora de tiempo libre para recorrer el pueblo que es muy bonito. Realmente alcanza y sobra, más con el sol a pleno que te perfora la piel.

Fuimos a la Plaza domde encontramos la feria artesanias y productos regionales, la Iglesia sencilla pero hermosa, el museo arqueológico y luego nos perdimos por las calles sumamente tranquilas.

Cada calle tiene su encanto, cada rincón nos vuelve al pasado con sus construcciones de adobe.

Si tienen la posibilidad de hacer noche en Cachi no duden en salir y contemplar la inmensidad del cielo con su festival de estrellas. Eso es algo pendiente que nos queda para otra ocasión, pero no quería dejarlo pasar.

Bueno hasta aquí la excursión llegaría a su fín y volveríamos a Salta, pero había un bonus track! Ir a conocer el Ovnipuerto! Aunque ustedes no lo crean señores lectores existe y esta en Cachi.

No sabíamos si era broma, pero un señor que venía en la excursión hablaba de haber visto ovnis. Bajamos todos y con los guías fuimos a preguntar a una vecina si vio algo. Pero la respuesta no era alentadora, fue un no rotundo.

Ingresamos al Ovnipuerto y varios se pusieron a meditar juro que faltaba Fabio Zerpa y estábamos todos. Por momentos pensé que había una cámara oculta y era una joda, pero era real! Aunque usted no lo crea.

Luego de este grato y divertido momento llaman a un niño que cuente si el vio algo y su respuesta fue afirmativa. Así que cada uno saque sus conclusiones, jeje no quiero generar polémica (?)

Tenemos unas horas de ruta hasta llegar a la ciudad mientras el sol va cayendo lentamente mientras admiramos el paisaje, pero algo faltaba en esta aventura.

Lo que faltaba era que nos quedamos sin combustible a 60 kms de la Capital!! Pero las pilas que teníamos no podían opacarse por este imprevisto, nos divertimos mucho durante todo el dia y a pesar que llegáramos a nuestro departamento a las 22hs realmente valió cada centavo esta excursión.

Como verán el camino fue largo pero imperdible!!

Comenzamos temprano la mañana del miércoles preparados para ir a Humahuaca pero mejor se los dejo para la próxima historia viajera!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s